Los Pelos de la Mula y Arredondo

Un asunto de principios

Nota publicada el 24 de junio de 2012
por Elizabeth Vargas

Esta semana que termina se dieron a conocer las recomendaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos en contra de tres autoridades que tuvieron por más de un mes, encarcelado a un hombre inocente, acusado de asesinato. José Antonio Arredondo Morán quien tras este suceso tuvo que modificar totalmente su vida.

Las recomendaciones de Derechos Humanos son duras y recuerdan a los servidores públicos como un primer error, desencadena una ola de errores en donde cada parte por tapar a la anterior es omisa y al final, terminan por cubrirse con la misma cobija manchada.

Al menos es el caso de Arredondo, en el cual, las tres partes se intentan deslindar de sus responsabilidades, las justifican e incluso desestiman la gravedad de los hechos en los cuales la libertad de una persona fue puesta en juego.

Una de las recomendaciones de Derechos Humanos al Estado, es la indemnización moral y económica a Arredondo Morán.

Pero el Titular de la Secretaría de Seguridad Pública Daniel de la Rosa Anaya, ya había advertido que “no pagará ni un centavo de su presupuesto” ¿su presupuesto? O el presupuesto del gobierno y por lo tanto de los bajacalifornianos.

Al mismo tiempo, la Procuraduría de Justicia del Estado, no ha respondido las medidas que tomará al respecto, en el caso de ellos, consignar fue su pecado, pero no haber consignado también lo hubiera sido, considerando señalamientos de presuntos testigos, que “reconocieron” al agresor en Morán.

Pero con posibilidades de solucionar la parte que les toca, no lo ha hecho y la averiguación sobre los errores, la tortura, la falsedad de declaraciones se mantiene en el limbo en que ha vivido esta dependencia cuando se trata de errores de la PEP.

Es público que asuntos donde la Policía Estatal Preventiva y el Ejército han afectado a la población civil como víctima, simplemente la Procuraduría hace como que no ve.

Esperemos que en este caso, las recomendaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos sean atendidos, sean respondidos y no sea un caso más en México donde la impunidad sea la vencedora.

Finalmente las recomendaciones de derechos Humanos son eso, solamente recomendaciones, sin una sanción clara. Responderla pues, no es una cuestión de obligación sino de algo mucho más delicado: De principios.

¿Existirán los principios en quienes las deben de atender?.

Comparte en tus redes sociales favoritas: Bookmark and Share

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM