Los Pelos de la Mula y las mentiras

No que no era político.

Nota publicada el 15 de junio de 2011
por Elizabeth Vargas

La serie de irregularidades cometidas por el Ejército Mexicano durante la detención del millonario Jorge Hank Rhon terminaron por ser evidenciadas durante el proceso judicial que mas atención ha recibido de los medios de comunicación, en muchos años.

Fuera de la presión de los Poderes Ejecutivos, tanto Federal como Estatal, los juzgadores debieron revisar con cuidado las pruebas de ambas partes y finalmente se evidenció que el Ejército y su personal mintieron.

Agazapados en el anonimato que ofrece el uniforme y el fuero, apuntalados por el miedo, no es ni la primera, ni la única ocasión que han hecho este tipo de acciones. Pero es la primera que les prueban de forma tan estrepitosa y pública.

Pero ésta vez, la víctima, (independientemente de su fama) era una persona conocida, con recursos para defenderse, con abogados preparados para hacerlo y sobre todo con los reflectores que han faltado para otros asuntos, donde la denuncia de los detenidos fue la misma, pero por ser el Ejército nadie les creyó y si les creyeron, nadie los ayudó.

Los casos son muchos, algunos han sido evidenciados en los medios de comunicación y mientras el Ejército es apoyado por Presidencia de la República, por el Gobierno del Estado y por un partido político el PAN, las víctimas solo generan algo de “lástima” en lo inmediato, se les califica como “pobrecitos” y luego se justifica: ¡pero fue el ejército, ni modo!, o se juzga, ¡en algo estarían metidos!”.

Esta vez la historia es distinta, la víctima tiene nombre y el victimario también.

Esta vez, la complicidad también pesa, por lo menos mancha, porque el mugrero que hizo uno desde muy arriba, lo tuvo que limpiar el de casa y en la limpiada terminó embarrado.

Pero aun se puede hacer algo al respecto, por parte del actual cómplice, dejar de serlo, pedir las cuentas que no ha pedido y exigir que se respete la Ley. Que Baja California, deje de ser un estado de excepción de facto y que se revisen todos aquellos casos sospechosos que la PDH tiene en sus manos y la Comisión de Derechos Humanos donde se presumen pruebas sembradas para ocultar el error.

Es cierto en muchos casos como el de Maneadero en el municipio de Ensenada no se podrá revivir a un anciano enfermo detenido por militares, y muerto por la ausencia de piedad de la PGR, pero por lo menos, si a la autoridad le resta un poco de vergüenza obligará al Ejercito a dejar de actuar como delincuentes.

P.D. Por cierto saben que en Mexicali el Ejército hizo un allanamiento en la casa de Don Luis López Moctezuma un día antes de que renunciara como Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano y no se ha encarcelado a los responsables ni el Gobernador lo defendió o exigió cuentas.

Comparte en tus redes sociales favoritas: Bookmark and Share

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM