Los pelos de la mula: Tapar el sol con un dedo

La premisa de los militares mexicanos.

Nota publicada el 11 de octubre de 2010
por Elizabeth Vargas

El hallazgo de un militar asesinado este fin de semana en Ensenada, significará un nuevo reto a las autoridades investigadoras del Fuero Común de Baja California.

Primero transparentar los resultados de una investigación en un entorno enrarecido por la costumbre histórica e histérica de la milicia mexicana de tratar de tapar el sol con un dedo.

La costumbre de usar la presión como mecanismo para ocultar los hechos y evidenciar solo aquellos en donde queden como héroes, omitiendo el de villanos, metidas de pata, corrupción, agresiones a la sociedad civil, difamación pública y otras muchas actuaciones que en éste sexenio por su presencia en las calles cada vez es mas común.

Al gobierno federal se le ha olvidado que al poner a los militares en las calles, los exponen al mundo real, sin una educación y una cultura civil, donde con todos los yerros de nuestra democracia, el piso oficialmente es parejo.

Pero los militares no entienden de igualdad, ni de civilidad, ni de nada.

Este sábado uno de sus miembros fue asesinado. El dato de que era un miembro militar no fue una ocurrencia de la prensa o de los periodistas.

Fue un dato que surgió en medio del arranque de una investigación de homicidio, en la cual desde el momento que colocaron una de sus unidades con militares a bordo, vestidos de militares, a pocos metros de donde estaba la cherokee de su excompañero, la sospecha se tradujo en afirmación.

No solo se filtró el nombre del militar fallecido, se filtraron otros muchos datos escuchando a media docena de elementos de inteligencia militar vestidos de civil, que en el ánimo de pasar desapercibidos se visten como vagos, pero sin que su comportamiento sea el de tales.

Ningún vago, hubiera cruzado la línea marcada por el personal de servicios periciales, ningún vago toma fotos ni se lo permiten y tampoco hablan en clave delante de oficiales policíacos fueron exageradamente obvios, posiblemente derivado del shock causado por el hallazgo.

Pero no solo eso, Ensenada es una ciudad pequeña, menos de lo que quisiéramos y mas de lo que parece, un nombre es lo mas fácil de conseguir.

Pero cuando se registran homicidios o se tiene el hallazgo de un cuerpo encobijado o ejecutado, pocos para nuestra fortuna, los militares no se aparecen, ni sus tanquetas.

El que en el lugar aparecieran militares era una evidencia más de que algo era distinto en este crimen.

Sin embargo el nombre ya se filtró.

Sabemos de antemano, que como en todos los casos que tocan los militares, se le echará tierrita al asunto y las autoridades no dirán nada de forma oficial. Su cabeza está de por medio.

Sabemos que posiblemente la misma familia del militar jamás sepa que ocurrió y como lo mataron.

Sin embargo, es tiempo ya que la milicia entienda, que si quiere calle, debe de sujetarse en delitos del fuero común a los mismos derechos y responsabilidades que todos, incluyendo ser identificado en caso de ser víctima de un homicidio, aunque luego se ejerza la facultad de atracción.

Nota con los primeros datos Incluyendo el nombre del occiso.:

Comparte en tus redes sociales favoritas: Bookmark and Share

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM