Los pelos de la Mula: Operativo o estupidez

Como película de acción chafa.

Nota publicada el 7 de septiembre de 2010
por Elizabeth Vargas

Mientras la Procuraduría de Justicia del Estado inició una averiguación previa por los disparos de arma de fuego que el lunes 6 de septiembre realizaron elementos de la Policía Estatal Preventiva, sus funcionarios se negaron a dar más datos sobre esta persecución y el procedimiento que se seguirá por oficio.

Sin embargo en torno a este asunto existe una gran cantidad de información extraoficial de otras corporaciones, donde se indica que en este hecho hubo una serie de asuntos que resultaron a todas luces irregulares.

El primero y mas grave el uso excesivo de fuerza de los elementos del grupo especial de la PEP que dispararon a un vehículo, pese a que no hubo un disparo previo en su contra como confirman vecinos de la zona.

Además el uso de dos unidades sin identificación alguna de una corporación que por momentos fue confundida por los mismos policías.

La negativa del personal encubierto de la PEP para dar información de lo que estaba ocurriendo en el sitio, donde fue necesaria la presencia de decenas de unidades de otras corporaciones.

Asimismo el ingreso a una vialidad en sentido contrario, circulando por espacio de tres cuadras a toda velocidad.

En el proceso, de acuerdo a datos extraoficiales, el ingreso de los agentes de la PEP, al Juzgado XI de Distrito, armados, pese a que se trataba de un edificio de jurisdicción federal.

Este último hecho, fue lo que provocó que en el incidente haya participado también el Ejército Mexicano, que presuntamente fue solicitado desde el propio juzgado para sacar a los agentes encubiertos, por tratarse de personas no identificadas y armadas dentro del lugar.

Vecinos de la zona, trabajadores de los distintos negocios que existen en la calle Obregón, revelaron que los elementos que participaban en la persecución no cuidaron que las personas pudieran salir heridas.

Los testigos tras los disparos, se tuvieron que ocultar bajo sus escritorios al escuchar las detonaciones ante la presencia de personas armadas que sin uniformes corrían por las calles.

Lo cierto es que los elementos policíacos tienen un código para el uso de armas de fuego en el cual se especifica “peligro inminente”

Dicho peligro inminente es un disparo previo, pero como se señala en el mismo comunicado: “ haber creído ver por la ventana un arma de fuego” que luego apareció en la cajuela, de la Tahoe y no a un lado del presunto narco, lo que no es una no es un peligro inminente ni una excusa convincente.

La sociedad esta más que de acuerdo con que se detenga los vendedores de drogas, se les investigue y se les logre meter a la cárcel con condenas severas.

Sin embargo, observar a policías disfrazados de malandros, actuando a lo tonto, poniendo en riesgo la vida ajena y la propia y violentando las reglas de las leyes que ellos prometieron proteger es muy grave.

No están en una película de acción, no están en una ciudad violenta, no estamos en guerra y si, lo que hicieron y como actuaron fue una estupidez.

P.D. Pero ESTUPIDEZ con mayúsculas ¿a quien se le ocurre armar un relajo como ese en plena zona centro?

Comparte en tus redes sociales favoritas: Bookmark and Share

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2020. Se permite la reproducción de la nota citando la fuente

 
Escríbenos: contacto@tdm.ensenada.net
|
Teléfono Ensenada.Net: 01 (646) 177 8964
| Ensenada.net es presentado por : TDM