Tipo de Cambio
Compra
Venta
18/11/2019
$18.25
$18.75

Avance en la prevención de la pérdida de cabello

Tras el tratamiento de cáncer

  
También en Opinión/Colaboradores
Nota publicada el 21 de septiembre de 2019
por UNAM

Científicos de la Universidad de Mánchester, han determinado una nueva forma de proteger el folículo piloso para evitar la pérdida de cabello después de la quimioterapia, resultado de los tratamientos contra el cáncer, que es posiblemente uno de los efectos secundarios más psicológicamente angustiantes de la terapia moderna contra el cáncer.

Esta estrategia fue publicada en la revista EMBO Molecular Medicine, el estudio del laboratorio del profesor Ralf Paus del Centro de Investigación en Dermatología describe cómo se puede prevenir el daño en el folículo piloso causado por taxanos.

Los taxanos, son los medicamentos más usados para el tratamiento de cáncer (por ejemplo, el cáncer de mama o de pulmón), son drogas antineoplásicas capaces de inhibir la división y reproducción de las células cancerosas. Los posibles efectos adversos asociados incluyen náuseas, vómitos, pérdida permanente de cabello y mayor riesgo de infecciones.

Para hacer esto, los científicos han explotado las propiedades de una nueva clase de medicamentos llamados inhibidores de CDK4/6, que bloquea la división celular y ya están aprobados como las llamadas terapias contra el cáncer “dirigidas”.

El Dr. Talveen Purba, autor principal del estudio explica: “Aunque al principio esto parece contradictorio, descubrimos que los inhibidores de CDK4/6 pueden usarse temporalmente para detener la división celular sin promover efectos tóxicos adicionales en el folículo piloso. Cuando bañamos los folículos pilosos del cuero cabelludo humano (cultivados en laboratorio) con inhibidores de CDK4/6, observamos que los folículos pilosos eran mucho menos susceptibles a los efectos dañinos de los taxanos“.

El Dr. Purba enfatiza: Una parte fundamental de nuestro estudio fue comprender primero cómo respondían exactamente los folículos capilares a la quimioterapia con taxanos, y descubrimos que las células divisorias especializadas en la base del folículo piloso son críticas para producir el propio cabello, y las células madre de que surgen, son más vulnerables a los taxanos. Por lo tanto, debemos proteger estas células contra los efectos no deseados de la quimioterapia, pero para que el cáncer no se beneficie de ella.

El equipo espera que su trabajo apoye el desarrollo de medicamentos de aplicación externa que disminuyan o suspendan brevemente la división celular en los folículos pilosos del cuero cabelludo de los pacientes que reciben quimioterapia para mitigar el daño capilar inducido por la quimioterapia. Esto podría complementar y mejorar la eficacia de los enfoques preventivos existentes, es decir, dispositivos de enfriamiento del cuero cabelludo.

Existen aún muchas dudas al respecto, tampoco se conoce la razón por la que algunos pacientes muestran una mayor pérdida de cabello que otros a pesar de que reciben el mismo fármaco y la dosis del fármaco, y por qué ciertos regímenes de quimioterapia y combinaciones de fármacos tienen resultados mucho peores que otros.

Se necesita más trabajo desesperadamente en este campo, tiempo para desarrollar enfoques como este para no solo prevenir la caída del cabello, sino también para promover la regeneración del folículo piloso en pacientes que ya han perdido el cabello, investigaciones lamentablemente subfinanciadas de la medicina contra el cáncer, señala el Dr. Purba.

Fuente: Universidad de Mánchester

 
 

Regresar  Imprimir Enviar por email

Derechos Reservados 2019. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la nota sin la autorización previa y por escrito de Ensenada Net.

 
|
| Ensenada.net es presentado por : TDM